Estos son los alimentos que no necesitas guardar en la nevera

  • Es un error llevar todos los alimentos a la nevera. Algunos se conservan mejor en temperatura ambiente

Foto: Freepik

Una vez llegamos con las bolsas de mercado a casa, casi que de manera instantánea llevamos todo a la nevera, pero hay algunos alimentos que no solo no lo necesitan, sino que al refrigerarlos, podrían dañarse de forma más rápida.

Te damos un listado de aquellos alimentos que no son amigos de la refrigeración. Cuando los tengas en casa, ubícalos en un lugar fresco, libre de humedad y que el sol no les llegue de manera directa.

Ajo. Pierde sus nutrientes si lo guarda en la nevera. Recuerda ponerlo en un lugar fresco y sin humedad.

Papa. Su sabor e incluso su textura podría alterarse si la llevas a la nevera. Eso sí puedes dejarla en bolsas de papel o en una malla.

Tomate. Si te fijas bien, en los supermercados, los tomates están expuestos a temperatura ambiente. La nevera ralentiza su proceso de maduración natural, haciendo que pierda gran parte de sus propiedades.

Chocolate. Lo ideal es que el chocolate esté en un lugar fresco y seco. Si estás en clima cálido puedes meterlo a la nevera, pero hazlo protegiéndolo de la humedad con papel film y dentro de un recipiente hermético.

Sandía o patilla. No se recomienda conservarla en la nevera ya que su propia piel la protege de la contaminación externa, y al ser un alimento con mucha agua se puede congelar. Solo refrigérala si has empezado a consumirla y no la terminaste.

Melón. Al igual que con la patilla, si el melón está entero es preferible que se conserve fuera de la nevera.

Miel. Solo debes tener en cuenta que su envase esté bien cerrado y ubicarla en un lugar fresco y sin humedad.

Banano. Si lo guardas en la nevera se retrasa su proceso de maduración, pero la piel se volverá más marrón y a simple vista parecerá que está dañado. Lo mismo pasa con los plátanos.

Cebolla. Al igual que con el ajo, este alimento tiende a perder sus nutrientes si la refrigeras. Déjala a temperatura ambiente.

Huevo. Si tu cocina tiene temperaturas inestables sí es aconsejable que se mantenga en la nevera ya que el huevo tiende a dañarse cuando los cambios de temperatura son muy bruscos. De lo contrario la temperatura ambiente es la ideal.

Salsa de tomate. Suele ser un producto muy ácido y la acidez le aporta el conservante, por lo que no es necesario llevarlo a la nevera, aunque lo mejor será leer las recomendaciones de la etiqueta ya que cada fabricante pone sus recomendaciones en función de los estudios que ha realizado según su receta.

Pepino. Al tener una piel tan dura el fruto comestible del pepino no se daña por lo que no es necesario guardarlo en la nevera. Al hacerlo puede dañarse en poco tiempo y ponerse acuoso.

Fuente: El Espectador

Ver también

Diez consejos para cuidar las uñas en casa

Las uñas son una parte muy importante de la imagen personal Foto: Pixabay Las uñas, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *