Cuida tus odios y detecta a tiempo dificultades auditivas

  • Las personas que más consultan en Colombia por eventos del oído, audición y comunicación se encuentran entre los 19 y 26 años

Foto: Freepik

La mayoría de los adolescentes y adultos jóvenes escuchan música (a través de sistemas de audio personales) de una manera que los pone en riesgo de pérdida auditiva. Tal afectación es muy preocupante ya que es irreversible, mientras que su prevención se puede dar mediante una escucha segura.

Según los datos tomados del Registro Individual de Prestación de Servicios de Salud –RIPS-, entre el 2011 al 2018 se registró un aumento en el número de diagnósticos de hipoacusia neurosensorial bilateral como la primera causa de enfermedad del oído y de la apófisis mastoides. Las personas que más consultan por esta causa se encuentran en el rango de 19 a los 26 años, seguidas de niños de 1 a 5 años y los adultos entre 27 y 44 años.

La Organización Mundial de la Salud estima que a 2050, si no se toman medidas, el número de personas con pérdida auditiva a nivel mundial podría duplicarse.

Recomendaciones

-El volumen recomendado de cualquier sonido está por debajo de los 85 decibeles para una duración máxima de ocho horas al día.

-Respetar los niveles seguros de exposición al ruido. Determine el volumen exento de riesgos en su aparato de audio personal ajustándolo a un nivel cómodo en un ambiente tranquilo, de modo que no supere el 60% del volumen máximo.

-En lugares ruidosos manténgase lo más lejos posible de fuentes de sonido como los altavoces. Trasladarse a lugares más silenciosos dentro de un local puede reducir el nivel de exposición.

-Limitar el tiempo diario de utilización de los aparatos de audio personales. Aunque es importante mantener el volumen bajo, la limitación de su uso a menos de una hora al día contribuirá enormemente a reducir la exposición al sonido.

-Acuda a un profesional especializado en salud auditiva en caso de dificultad para oír sonidos agudos como el timbre, el teléfono o el despertador; para entender el habla, sobre todo por teléfono; o para seguir conversaciones en ambientes ruidosos, como restaurantes o reuniones sociales.

 

Ver también

El féretro que permite ayudar al planeta después de la muerte

Fabrican en Holanda un féretro a base de hongos para preservar la naturaleza Foto: Yahoo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *