La Unesco rechaza proteger la tauromaquia como Patrimonio Cultural de la Humanidad

  • La Asociación Internacional de Tauromaquia había solicitado este verano una salvaguarda al organismo dependiente de la ONU denunciando la «situación de emergencia» que el sector atraviesa en España.

El buró del Comité Intergubernamental del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco no incluirá a la tauromaquia entre sus expedientes a considerar para 2021, descartando así una solicitud de protección que el sector taurino había realizado desde España meses atrás, en virtud de una supuesta «situación de emergencia».

Tras dos peticiones de salvaguarda remitidas en junio y en agosto a la Unesco por parte de la Asociación Internacional de Tauromaquia, varios organismos como la plataforma La Tortura No Es Cultura, o las organizaciones Animal Guardians o Gladiadores por la Paz, reaccionaron impulsando una fuerte campaña en contra de la candidatura, a la que terminarían sumándose casi un millar de organizaciones de todo el mundo.

En septiembre, el buró del Comité de la Unesco decidió postergar el debate sobre la tauramaquia hasta su reunión de octubre, donde finalmente la candidatura taurina ni siquiera fue incluida en la agenda. Como consecuencia, la tauromaquia no figura ya entre los elementos candidatos a convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Las plataformas animalistas celebran la decisión

Para Marta Esteban, presidenta de la Plataforma La Tortura No Es Cultura, «sería incomprensible que, mientras que un órgano de la ONU, el Comité de los Derechos del Niño, insta a proteger a los más jóvenes de la violencia de la tauromaquia, otro órgano de la ONU, en este caso la Unesco, lo incluyese en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad», ya que eso haría que el contenido violento de la tauromaquia fuese «transmitido a estos mismos niños y jóvenes» y además «subvencionado con dinero público».

«La cultura debe ser aquello que eleva al ser humano para ser mejor consigo mismo y con los demás», aclara Esteban, puntualizando en referencia a la tauromaquia que «la tortura de animales hasta la muerte como forma de entretenimiento no puede considerarse como tal».

En la misma línea se ha expresado Carmen Almonacid, de Gladiadores por la Paz, que celebró que «algo tan aberrante y violento» haya sido finalmente descartado por la Unesco.

Las estadísticas asociadas al sector taurino indican un vertiginoso declive desde el comienzo del siglo XXI. El último informe de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA) –elaborado en 2019 a partir de las estadísticas del Ministerio de Cultura y Deporte–, que recoge la evolución de los espectáculos taurinos en España desde 2007 hasta el 2018, señaló una caída del 58,4 % de los eventos taurinos en plazas en un lapso de 12 años. Desde La Tortura No es Cultura informan que esa caída en 2020 asciende ya al 63,4 %.

Ver también

José Alfonso ‘Chiche’ Maestre, rey de los recuerdos y las nostalgias

Es un recorrido por la vida y obra del cantautor y Rey Infantil del Festival …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *