Corpocesar exhorta al municipio de Valledupar y a curadurías a abstenerse de expedir licencias de construcción cerca de la ronda hídrica del Guatapurí

Con el fin de lograr determinar el área de protección y conservación del sistema hídrico, como elementos constitutivos naturales del espacio público, la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, inició estudio para el acotamiento de la ronda hídrica del río Guatapurí, en el municipio de Valledupar.

Ante esta acción prioritaria, que se desprende del Plan de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca Hidrográfica- Pomcas del río Guatapurí, adoptado por la entidad, según la resolución 0098 de 02 de marzo de 2020, la autoridad ambiental en el Cesar exhortó al municipio de Valledupar y a las curadurías urbanas a abstenerse de expedir licencias de construcción en este sector.
El proyecto implica un análisis sobre los componentes estructurales de la ronda hídrica, tales como: geomorfológico, hidrológico-hidráulico, y ecosistémico, acompañados de información en campo, sobre el tipo de dominio o tenencia de los predios, una caracterización socio-cultural considerando actividades económicas sobre la ronda y cauce, existencia de actividades culturales, identificación de conflictos ambientales, estrategias de adaptación, patrones de asentamiento, espacios públicos, equipamientos colectivos y tramos donde se realizan prácticas locales ancestrales.

Este hecho permitirá formar barreras para disminuir el impacto de los contaminantes, producidos en los diversos usos del suelo, y de esta manera proteger estos cuerpos de agua, mejorar la calidad del cuerpo degradado y ayudar a la estabilización del suelo. Así mismo, con el acotamiento de la ronda hídrica se asegurará la disponibilidad y sostenibilidad del recurso hídrico, flora y fauna, que hacen de esta área hábitats propicios para organismos terrestres; se contribuye a restablecer y mantener la integridad hidrológica, hidráulica y ecológico, tanto del cauce, del suelo y de la vegetación, asociada a esta ronda hídrica. El proyecto es de vital importancia, porque suministra las herramientas necesarias que requiere la corporación, para contrarrestar las principales causas que degradan las zonas de protección de la margen hídrica del río.

Con relación a lo anterior, este estudio se constituye en una determinante ambiental de conformidad al artículo 10 de la ley 388 de 1997 que debe ser tenido en cuenta como norma de superior jerarquía por los municipios y distritos. Por ello, debe incorporarse como determinantes ambientales en Plan de Ordenamiento Territorial- POT, del municipio.

Ver también

Científicos resuelven el ‘problema del hielo perdido’ durante la última glaciación

Un reciente estudio ha reevaluado la caída que experimentó el nivel del mar durante el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *