La contaminación puede ser la clave para la búsqueda de civilizaciones extraterrestres

  • Científicos proponen buscar la presencia de gas de dióxido de nitrógeno en las atmósferas de los planetas potencialmente habitables.

Сientíficos de la NASA han sugerido que para encontrar posibles civilizaciones extraterrestres es necesario buscar un tipo específico de contaminación en las atmósferas de los exoplanetas potencialmente habitables. El nuevo estudio, aceptado para publicación en The Astrophysical Journal, por primera vez analizó la presencia de gas de dióxido de nitrógeno (NO2) como posible ‘tecnofirma’, una señal que apuntaría a una potencial tecnología extraterrestre.

«En la Tierra, la mayor parte del dióxido de nitrógeno se emite a partir de la actividad humana: procesos de combustión como las emisiones de los vehículos y las centrales eléctricas alimentadas con combustibles fósiles. En la parte baja de la atmósfera (entre 10 y 15 kilómetros), el gas procedente de las actividades humanas domina en comparación con las fuentes no humanas. Por lo tanto, observar el NO2 en un planeta habitable podría indicar potencialmente la presencia de una civilización industrializada«, explica el autor principal del estudio, Ravi Kopparapu, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA.

En la investigación, el equipo utilizó modelos informáticos para predecir si la contaminación por dióxido de nitrógeno produciría una señal que sería posible detectar con los telescopios actuales y futuros. «El NO2 atmosférico absorbe fuertemente algunos colores (longitudes de onda) de la luz visible, que puede detectarse observando la luz reflejada por un exoplaneta mientras orbita su estrella», explicó la NASA.

Se descubrió que, en un planeta similar al nuestro, una civilización que produjera la misma cantidad del dióxido de nitrógeno que los humanos podría detectarse hasta unos 30 años luz de distancia con unas 400 horas de tiempo de observación con el uso de un futuro gran telescopio de la NASA que realizará observaciones en longitudes de onda visibles.

Además, se reveló que estrellas más frías y mucho más comunes que nuestro Sol hacen que una señal del dióxido de nitrógeno sea más fuerte y fácil de detectar. Eso se debe a que este tipo de estrellas producen menos luz ultravioleta, un tipo de luz que es capaz de descomponer este gas. Todos estos datos hacen potencialmente viable este tipo de estudios en un futuro próximo.

Ver también

Un estudio demuestra que apostar de manera compulsiva aumenta el riesgo de mortalidad en un tercio

En pocos meses se puede pasar de ser jugador social a apostador a gran escala. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *