Minsalud emitió recomendaciones para manejo de residuos en vacunación contra el COVID-19

  • Disponibilidad de las vacunas, coordinación de entes territoriales y confianza de la población garantizarán el objetivo de la ruta de inmunización.

Bogotá, 25 de febrero de 2021. – Con el inicio del Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19, el Ministerio de Salud y Protección Social emitió las recomendaciones para que entes territoriales, EPS e IPS que manejan los puestos de vacunación, realicen una gestión integral de los residuos generados en la atención de salud y otras actividades.

«En primer lugar, se requiere que todo el personal de salud y de apoyo se capacite en el manejo seguro y gestión de los residuos, teniendo en cuenta los principios de bioseguridad, precaución, prevención y comunicación del riesgo para coordinar con los gestores de residuos la disposición final de los residuos de acuerdo con las tecnologías y tratamientos disponibles en las diferentes zonas del país», explicó Claudia Cuéllar, subdirectora de Enfermedades Transmisibles del Minsalud.

Entre las recomendaciones que se estipulan en la normatividad y recogidos en los lineamientos técnicos operativos para la administración de los biológicos contra el covid-19, Cuellar enumeró:

  •  Cumplir con las normas universales de bioseguridad y las de seguridad y salud en el trabajo.
  • Las jeringas auto descartables se clasifican como residuos cortopunzantes, por lo cual deben disponerse en contenedores rígidos.
  • Los frascos usados o abiertos o que contengan restos de la vacuna deben ser desechados en contenedores rígidos, porque son residuos cortopunzantes. Luego para la entrega al gestor, se debe entregar en bolsa.
  • Los elementos o insumos utilizados y descartados durante la ejecución de la actividad de vacunación que tienen contacto con fluidos corporales de alto riesgo, como la sangre, tales como: gasas, apósitos, aplicadores, algodones, guantes, entre otros, se clasificarán como residuos peligrosos de riesgo biológicos o infeccioso, biosanitarios, los cuales deben ser segregados en bolsa y contenedor de color rojo rotulada.
  • El empaque de la jeringa y el capuchón de la aguja, y cuando no se encuentren contaminados de sangre o fluidos, se segregarán como residuos no peligrosos aprovechables en bolsa de color blanco o gris.

Finalmente, Cuéllar exhortó a las autoridades sanitarias a realizar las acciones de vigilancia sanitaria de la gestión interna de los residuos en el marco de sus competencias y realizar la coordinación intersectorial con las autoridades territoriales y ambientales en el marco de la gestión integral de los residuos, para garantizar la prevención de los riesgos sanitarios e impactos ambientales asociados a estas actividades.

Estas recomendaciones se dan en el marco de los lineamientos establecidos en el título 10 del Decreto 780 de 2016 y en la Resolución 1164 de 2002 -por el cual se adopta el Manual de procedimientos para la gestión integral de los residuos hospitalarios-.

Ver también

Vacunarse contra el covid-19 es la mejor decisión

El país compró vacunas seguras y eficaces para prevenir la enfermedad severa por covid-19, que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *