¿Cómo invertir en vinos mediante una aplicación?

  • La plataforma Vindome, lanzada el año pasado, está disponible ya en 173 países.

La aplicación Vindome que permite a inversores minoristas comprar y almacenar vinos sin salir de la casa está disponible en Rusia desde la semana pasada.

Aunque en Rusia está prohibida la reventa de alcohol por personas físicas, la plataforma no está sujeta a estas restricciones y además permite prescindir de servicios de intermediarios.

«Pertenezco al mundo bancario. La idea del proyecto Vindome fue concebida hace un par de años con conversaciones con socios bancarios que ofrecían a sus clientes adinerados inversiones de varios tipos —en inmuebles, oro y vino— y negociantes de Burdeos», recuerda en declaraciones a Forbes la cofundadora Viktoria Palátnik, socio gerente del fondo de inversiones Massa Innovations.

Las partes mencionadas frecuentemente se quejaban de las múltiples especuladores que inflan los precios de vinos en su camino desde el ‘château’ de origen hasta el cliente final.

«Así nació la idea del proyecto: crear una plataforma comercial donde una persona de clase media sin conocimientos especiales sobre vino pueda invertir a partir de 150 euros», afirmó.

El servicio fue lanzado hace medio año en Italia, Reino Unido, Suiza, Países Bajos, Alemania, Austria y actualmente está disponible en 173 países.

¿Cómo funciona?
El inversor novato debe descargar la aplicación Vindome en su móvil, registrarse y hacer una compra. La suma mínima es de 150 euros por una caja de seis botellas de vino. El máximo es de 9.300 euros por 14 cajas.

Si una persona sabe poco de vinos, los expertos de la plataforma le ofrecerán varias marcas con descripciones, que según ellos tienen perspectivas inversionistas, es decir, que su precio aumentará cuanto más tiempo permanezca almacenado.

«Pero no ofrecemos garantías de crecimiento [del precio]», señala Palátnik, afirmando que, de media, los clientes europeos están dispuestos a invertir unos 600 euros de una vez.

Su compañía cuenta con acuerdos con respetados vinicultores como Château Cos d’Estournel, Château Pontet Canet y Château Lynch Bages en Francia y Rocca di Frassinello Baffonero en Italia.

Los vinos de colección adquiridos se mantienen en almacenes arrendados en Francia e Italia, y los costes de almacenamiento y el seguro se pagan adicionalmente. El periodo de almacenamiento puede ser corto, de entre uno y tres años, o largo, de entre tres y cinco años, con posibilidad de prolongación. El vino puede ser enviado al propietario, en caso de que este lo deseara, por un coste adicional, pero esta categoría de clientes no excede el 3%.

El cliente sigue las cotizaciones de su colección y cuando quiera la puede vender mediante la plataforma. Vindome cobra una comisión del 4% por cada transacción.

Desde el pasado noviembre la aplicación ha sido descargada más de 60.000 veces y tiene 2.000 usuarios activos. En los primeros meses el volumen de negocios superó los 130.000 euros y la compañía espera 9,6 millones de euros en ingresos este año.

Ver también

A marzo, exportaciones de bienes no mineros alcanzaron US$4.236,5 millones, el valor más alto para un primer trimestre en la historia

Esa clase de ventas externas representó el 47,7% de las exportaciones totales del periodo. Solo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *