Realizan monitoreo sanitario en ovinos y caprinos en comunidad indígena Wayuu

Con apoyo del equipo técnico del Parque Nacional Natural de Macuira en el marco del convenio celebrado entre Patrimonio Natural Fondo para la biodiversidad y áreas protegidas, Parques Nacionales Naturales de Colombia – Dirección Territorial Caribe y AGROSAVIA – el equipo de investigadores del Centro de Investigación Motilonia realiza seguimiento productivo del rebaño y el monitoreo de variables sanitarias en los animales durante la época seca y lluviosa.

Acercar a los miembros de la comunidad indígena Wayuu a la ciencia y lograr resultados con mayor confiabilidad es la finalidad de esta labor que se realiza por estas entidades en la Alta Guajira, donde se lleva a cabo actividad de monitoreo sanitario del rebaño ovino caprino de la comunidad.

Los investigadores observaron diferentes grupos de parásitos entre nematodos, protozoarios y cestodos y Eimeria spp, esta última causante de la peligrosa y famosa “Coccidia” en los animales. Se observó mayor prevalencia en etapa de crecimiento y animales adultos.

La investigadora Clara Rúa, líder del proyecto, mencionó: “tenemos una hipótesis frente a la infestación por parásitos gastrointestinales en la Guajira y es que los animales realizan un control natural para evitar este tipo de enfermedad, en el cual contribuye las diferentes especies arbóreas y arbustivas forrajes que consumen los animales, las cuales ya hemos analizado por tecnología NIRS evidenciando en su composición altos contenidos de biocompuestos (conocidos como taninos, principalmente) los cuales por diferentes estudios realizados parecen contribuir como desparasitante natural en ovinos y caprinos”.

En este trabajo de campo se realizaron también diagnóstico de preñez por ultrasonografía, donde se resaltó el alto conocimiento y experiencia del pastor encargado del rebaño en identificar aquellos animales gestantes, lo cual fue comprobado con el ecógrafo.

Para complementar el ejercicio de investigación se realizó también una encuesta, medición de variables climáticas y diagnóstico del estado de bienestar animal de los mismos teniendo en cuenta las cinco libertades: Libre de hambre, sed y desnutrición, libre de miedos y angustias, libre de incomodidades físicas o térmicas, libre de dolor, lesiones o enfermedades, y libre para expresar las pautas propias de comportamiento

Ver también

«Reforzamos las ayudas para amortiguar los efectos sociales de la crisis»: Directora de Prosperidad Social

Durante 2020, se invirtieron más de 12,3 billones de pesos en giros de programas de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *