Comunidad de Villa Maruámake y El Limonar se queja por rebosamiento de aguas negras

Afectadas por los malos olores y las aguas negras emitidas por el rebosamiento de un manjol ubicado en la carrera 35ª con calle 16ª Bis, la comunidad del barrio Villa Maruámake y El Limonar se queja por la falta de atención de las entidades encargadas de atender este tipo de situaciones.

Los habitantes indican que el derrame de las aguas también perturba el barrio Cicerón Maestre, puesto que éstas pasan por las calles generando molestias en el diario vivir de los residentes de este sector de la comuna cuatro de Valledupar, donde siempre se presentan estos inconvenientes.

“Queremos que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto, porque esto nos tiene cansados. Nos toca encerrarnos en las casas por lo olores fuertes”, dijo Marta Díaz, residente de la zona.

Ver también

Emdupar disminuyó el nivel de quejas de PQR: Superservicios

Luego de una visita que hiciera una comisión de la Superintendencia de Servicios Públicos con …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *