Nuevo telescopio en el norte de Chile ayudará a encontrar asteroides peligrosos

  • El TBT2, ubicado en el Observatorio La Silla, es parte de una red mayor de pruebas que tiene como objetivo escanear y analizar los posibles objetos de riesgo para nuestro planeta, esperando que eventos como el que derivó en la extinción de los dinosaurios no se vuelva a repetir.

Según la Nasa, se estima que entre 80 y 100 toneladas de material procedente del espacio caen sobre la Tierra a diario, sin riesgo alguno porque muchos se desintegran al ingresar a la atmósfera. Aún así, objetos más grandes plantean la amenaza de una gran destrucción masiva, por la energía que pueden liberar a raíz de la velocidad que llevan al golpear con el planeta.

Uno de ellos pasó este domingo a dos millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Si bien apenas fue perceptible por los telescopios, se convirtió en el más cercano en lo que va del año. Bautizado como 2001 FO32 y de menos de un kilómetro de diámetro, el objeto transitó a 124 mil km/h, sin riesgo de colisión.

Igualmente, el cuerpo rocoso había sido clasificado como “potencialmente peligroso”, como todos los asteroides cuya órbita se sitúa a menos de 19,5 veces la distancia entre la Tierra y la Luna, y cuyo diámetro es superior a 140 metros.

En la actualidad, astrónomos de todo el mundo persiguen incansablemente esta categoría de asteroides para elaborar el inventario más exhaustivo posible, aunque por suerte ninguno de los grandes asteroides tiene opciones de estrellarse contra la Tierra en el próximo siglo. Hoy existe una lista de 660 mil asteroides, de los cuales 20.300 están catalogados como objetos cercanos a nuestro planeta.

Existen decenas de antecedentes históricos que hablan de este tipo de eventos. En 2013, un objeto de 60 metros de diámetro explotó cerca de la ciudad rusa de Cheliábinsk, generando 30 veces la fuerza de la bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima. En diciembre de 2018, un meteorito cayó sobre el mar de Bering, provocando una explosión equivalente a 10 de las bombas lanzadas sobre territorio japonés en la Segunda Guerra Mundial, un evento que sólo tiene lugar unas dos o tres veces cada 100 años.

Pero el suceso más recordado por la astronomía se remonta al 30 de junio de 1908, cuando un bólido liberó su energía en los bosques de Tunguska, en Siberia, derribando árboles en un área de 2 mil kilómetros cuadrados. Además, tenemos al meteorito de 10 kilómetros de diámetro que impactó en la península de Yucatán, hace 66 millones de años, provocando la extinción de los dinosaurios.

Fuente: Latercera

Ver también

Estos hobbies te ayudarán a mejorar tu salud

Los hobbies no son solo formas de “pasar” el tiempo, son actividades en las que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *