Comer almendras reduce circunferencia de cintura y baja el colesterol

Si estás buscando un rico snack para comer entre comidas y no ‘pecar’ con ningún otro alimento, las almendras son una gran opción. Un reciente estudio demostró que comer almendras disminuye la circunferencia de cintura.

Así lo reveló la investigación publicada en Food and Nutrition Sciences, financiado por Almond Board of California, en la que se encontró que las personas que comen un puñado de almendras de forma regular (23 piezas aproximadamente) tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) más bajo, así como una menor circunferencia de cintura. Además de saciar, la mezcla de grasa saludable, proteína vegetal y fibra te permiten sentirte satisfecho durante mucho más tiempo.

Aunado a este hallazgo también se encontraron estos beneficios:

La gente que come un puñado de almendras (23 piezas aproximadamente) al día son más propensos a ser físicamente activos y menos propensos a fumar, lo que sugiere que comer almendras está asociado con estilos de vida más saludables.

El consumo de almendras se asocia con una mayor ingesta de diversos nutrientes identificados como una preocupación de salud pública, incluyendo fibra dietética. Los consumidores de almendras reportan mayor ingesta de otros “nutrientes que generalmente se consumen de manera insuficiente”, incluyendo vitaminas A, D, E y C; folato; y magnesio, en comparación con las personas que no las consumen.

Los consumidores de almendras siguen otros buenos hábitos alimentarios, incluyendo comer menos azúcar total, menos azúcar añadida y menos grasa saturada.

El IMC y la circunferencia de la cintura son más bajos en consumidores de almendras en comparación con las personas que no las consumen.

Comer almendras y baja de colesterol

En otra investigación, hecha por la Universidad Sookmyung de Mujeres en Seúl (Corea del Sur) , se indagó el efecto de las almendras sobre la composición corporal y el perfil de grasas en sangre (colesterol y triglicéridos) en personas sanas con una media de 27 años después de 20 semanas consumiéndolas regularmente.

El hallazgo reveló que una ración diaria de 56 g de almendras logró disminuir los niveles de colesterol total, colesterol malo LDL, triglicéridos y colesterol no HDL.

Se reflejó un aumento de la ingesta de proteínas, de fibra, de vitaminas E y B2, de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, y de los minerales, fósforo y magnesio. Y se redujo la ingesta de hidratos de carbono, proteínas de origen animal y colesterol.

¿Cómo comer las almendras?

La manera más sencilla de hacerlo es directamente crudas y con su piel.

Otras formas son añadiéndolas a licuados, batidos, ensaladas, platos fuertes o postres.

Si quieres darles un toque más delicioso prueba esto:

Almendras Tostadas

Preparación:

Horno convencional

– Distribuye las almendras enteras en una charola para hornear

– Coloca la charola en el horno a 350 grados por 12-15 minutos (9-11 minutos para almendras en rodajas, rebanadas y picadas), revolviendo ocasionalmente hasta que estén ligeramente tostadas.

Microondas

– Coloca las almendras enteras en un plato apto para microondas.

– Microondas a potencia alta de 4-5 minutos (3 minutos para almendras en rodajas, rebanadas y picadas), revolviéndolas ocasionalmente. Déjalo enfriar en la barra de la cocina.

Ver también

National Geographic reconoce un quinto océano en la Tierra

Este cuerpo de agua es único debido a una corriente que se encuentra en su …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *