Avanza la restauración de los ecosistemas: en Chía y Montería se sembraron 3500 árboles

• El sábado 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, se hizo esta sembratón que compensa la huella de carbono generada por la transmisión virtual de una agenda académica.

• “Nos reunimos para devolverle vida al planeta”, dijo Andrea Corzo, del Minambiente.

• “Esto está en la agenda ministerial como prioridad”, dijo María Lucía Franco, del Minambiente.

Bogotá, 8 de junio de 2021 -MADS-. Con una sembratón de 3500 árboles en Chía (Cundinamarca) y en Montería culminó el Primer Encuentro Internacional de Educación en Sostenibilidad: Generación Verde -Educando Líderes para la Sostenibilidad del Mañana, organizado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Colegio Rochester.

Se hizo como cierre a la agenda académica que se llevó a cabo el 20 y 21 de mayo, y en la que participaron invitados nacionales e internacionales y asistieron, de manera virtual, estudiantes, jóvenes, comunidad científica y público en general interesado en comprender los desafíos del cambio climático y las estrategias de mitigación y adaptación desde el ámbito educativo.

La siembra se hizo el pasado sábado 5 de junio en el predio El Triunfo, ubicado en la vereda Altos de Yerbabuena, en Chía, y en la vereda El Floral, en Montería, para compensar la huella de carbono originada por la transmisión virtual de la programación académica de Generación Verde y contribuir a la reducción de la deforestación en estos municipios.

La sembratón, además, suma a la meta del Gobierno Nacional de sembrar 180 millones de árboles al año 2022 en áreas protegidas y degradadas en diferentes partes del país, una de las estrategias que fortalece la promoción que hace el Ministerio de Ambiente para abrir las puertas hacia la cultura del desarrollo sostenible y la conservación de ecosistemas colombianos. Se han plantado, hasta ahora, 60.981.811 árboles.

El propósito en Chía: ‘sembrar vida’
“Nos reunimos para devolverle vida al planeta. Este año, una de las grandes metas que tenemos como Ministerio de Ambiente es la restauración forestal de nuestros ecosistemas. Por eso, actividades como esta, en la que sembramos vida al plantar 3000 árboles es motivo de esperanza para seguir masificando el conocimiento y la educación ambiental; sin duda, es este uno de los mecanismos de mayor impacto en la mitigación del cambio climático”, dijo Andrea Corzo, directora de Dassu (Dirección de Asuntos Ambientales Sectorial y Urbana) del Minambiente.

La plantación tuvo como lema ‘Siembra un árbol, siembra vida’, y a ella asistieron 183 personas, entre las que había docentes, directivos, alumnos y exalumnos del Colegio Rochester, además de Andrea Corzo por el Ministerio; Néstor González, director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca; representantes de la Fundación Bavaria, quienes donaron 1500 árboles para la sembratón; delegados del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), y el comandante del Ejército en Zipaquirá, capitán Camilo Unibio, entre otros.

Alisos, arrayanes, robles, cedros morados, mortiños, laureles, ciros, chicalas, cucharos, hayuelos y guayacanes fueron las especies plantadas durante esta actividad en Chía, que culminó con una oración colectiva en la que todos los presentes, ubicados alrededor de los árboles, agradecieron por la vida, la naturaleza y la oportunidad de haber hecho parte de este espacio, como un acto amable y de servicio solidario hacia el medio ambiente.

Reconcilio con la naturaleza
Así mismo, en zona rural de la capital de Córdoba fueron sembrados 500 árboles. Allí estuvieron estudiantes de la Institución Educativa Juan XXIII, del programa Conviviendo con el Río Sinú; Carlos Frasser, secretario general del Minambiente, y María Lucía Franco, subdirectora de Educación y Participación del Ministerio.

“Gracias a este proyecto yo he tenido una conexión con el medioambiente, con la naturaleza, me he reconciliado con la siembra de árboles. Tuve problemas comportamentales y gracias al proyecto he mejorado el proceso académico y estudiantil”, dijo Isaac González, estudiante del Juan XXIII.

Finalmente, María Lucía Franco recalcó que la siembra, como un proceso de restauración en la orilla de la microcuenca La Caimanera, además de cerrar Generación Verde, se llevó a cabo para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente y rendirle un homenaje al río Sinú.

“Estos escenarios son supremamente importantes, le apuntan a la meta que tenemos de restauración en el país, a la de sembrar 180 millones de árboles y a los procesos de educación ambiental que tanto necesitamos y que están en la agenda ministerial como prioridad”, dijo Franco.

Ver también

La ONU revela cuántas tierras deben renaturalizarse en los próximos 10 años para salvar el planeta

Expertos internacionales alertan de que actualmente ya no es suficiente conservar los ecosistemas, sino que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *