Científicos crean una nueva forma de hielo elástico

  • Los expertos hicieron fibras utilizando vapor de agua canalizado a una pequeña cámara mantenida a una temperatura de -50 grados centígrados.

El hielo de agua es extremadamente rígido y se rompe fácilmente en lugar de doblarse. Sin embargo, un solo cristal de hielo largo puede ser mucho más flexible. Limin Tong de la Universidad de Zhejiang en Hangzhou (China) y sus colegas han utilizado esta cualidad para fabricar el hielo de agua más elástico hasta la fecha. Los hallazgos de su estudio fueron publicados en la revista Science.

Los expertos hicieron sus fibras utilizando vapor de agua canalizado a una pequeña cámara mantenida a una temperatura de -50 grados centígrados. Un campo eléctrico en esta cámara atrajo las moléculas de agua a una aguja hecha de wolframio, donde se cristalizaron para formar filamentos de hasta unos pocos micrómetros de diámetro.

Luego, los investigadores enfriaron aún más el hielo, entre -70 y -150 grados centígrados, y midieron la tensión elástica de las fibras, que es un medio para evaluar cuánto se dobla y deforma un material. Descubrieron que estas estructuras eran más elásticas que cualquier otra estructura de hielo de agua que se haya medido. Algunas casi podrían doblarse en círculos y todas se volvieron a romper en líneas rectas después.

«Anteriormente, la mayor deformación elástica observada experimentalmente en el hielo era de aproximadamente un 0,3 %, pero ahora tenemos un 10,9 % en microfibras de hielo, mucho más flexible que cualquier hielo anterior», detalló Tong. El límite teórico para la deformación elástica en el hielo de agua está entre el 14 % y el 16,2 %.

Cuando el equipo examinó los filamentos de hielo en detalle, encontraron indicios de la presencia de una segunda forma de hielo que es más densa que el tipo de hielo que forma la mayoría de las fibras. La tensión en la parte doblada de la estructura puede haber provocado una transformación en el hielo, lo que significa que estos filamentos podrían ayudar a los científicos a comprender cómo funcionan esos cambios.

Las microfibras son extremadamente transparentes, por lo que podrían usarse para transportar luz, pero sus requisitos de temperatura lo dificultarían. Por ahora, su uso principal es estudiar la física del hielo a pequeña escala.

Ver también

Identifican 28 virus desconocidos en el hielo de un glaciar tibetano de hace 15.000 años de antigüedad

Cada año los glaciares del Tíbet disminuyen de tamaño y, a medida que se derriten, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *