El jefe de seguridad de Jovenel Moïse viajó a Colombia, Ecuador y Panamá previo al asesinato del presidente haitiano

  • «Comienza la verificación de qué actividades estaría realizando el comisario Dimitri Herard en estos viajes en territorio colombiano», dijo el Director General de la Policía de Colombia, general Jorge Luis Vargas Valencia

Las autoridades colombianas informaron este lunes que Dimitri Herard, el jefe del servicio de seguridad del presidente Jovenel Moïse, viajó a Colombia, Ecuador, República Dominicana y Panamá previo al asesinato del mandatario, ocurrido el pasado miércoles 7 de julio.

«Tuvimos conocimiento que el comisario Dimitri Herard, jefe de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional de Haití habría realizado viajes a Ecuador, Panamá, República Dominicana, utilizando como tránsito a Colombia», dijo, en conferencia de prensa, el Director General de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas Valencia.

De acuerdo con Vargas, el 19 de enero pasado Herard viajó de República Dominicana a Bogotá, al siguiente día lo hizo a Ecuador; luego el 1 de febrero desde este último país volvió a la capital colombiana y República Dominicana.

En mayo realizó un periplo similar. El día 22 viajó de República Dominicana a Bogotá, al siguiente día se movilizó a Ecuador, para volver a la capital colombiana el 28 de mayo y un día después a República dominicana.

Ahora, dijo Vargas, «comienza la verificación de qué actividades estaría realizando el comisario Dimitri Herard en estos viajes en territorio colombiano» y, de igual manera, le han pedido a los países en donde estuvo que envíen información acerca de las acciones en sus territorios.

Los investigadores del magnicidio ya han expresado suspicacias por el hecho de que ningún miembro del servicio de seguridad resultara afectado en el ataque a la residencia privada del mandatario, donde se cometió el asesinato.

21 colombianos identificados
Las autoridades haitianas, tras las investigaciones iniciadas después del asesinato, señalaron que en el magnicidio de Moïse participaron al menos 28 mercenarios, de los cuales 26 serían de nacionalidad colombiana y los dos restantes estadounidenses-haitianos.

En la conferencia de prensa de este lunes, Vargas indicó que al momento se han logrado identificar a al menos 21 colombianos, de los cuales 18 fueron capturados y los tres restantes abatidos en operaciones de las autoridades haitianas.

El titular de la Policía Nacional de Colombia informó que, según la información que tienen hasta ahora, estos colombianos se habrían movilizado vía aérea desde Bogotá hasta Santo Domingo, República Dominicana, para luego pasar a Haití.

Sobre este viaje tienen conocimiento que al menos 19 tiquetes aéreos de estos colombianos «fueron comprados a través de una tarjeta de crédito registrada en Miami, perteneciente a una empresa de seguridad registrada en ese lugar», sobre la cual están ampliando la investigación con la ayuda de Interpol.

Las comunicaciones
De acuerdo con Vargas, también han logrado establecer unos vínculos de comunicación entre los colombianos implicados Germán Rivera García y Duberney Capador Giraldo —uno de los abatidos en Haití— con la empresa CTU Security, una compañía ubicada en Miami, la encargada del reclutamiento de los mercenarios.

«El representante de esta empresa, lo cual es público, es el señor Anthony Emmanuel Endriago Valera, de nacionalidad venezolana», señaló Vargas.

El titular de la Policía colombiana añadió que también han identificado que Rivera y Capador tenían comunicación con el señor James Solages, ciudadano haitiano-estadounidense, involucrado en el magnicidio, quien se habría entregado a las autoridades policiales de Haití.

Sobre Rivera, particularmente, han encontrado que tiene cinco contactos en Haití, 12 en EE.UU., 13 en Panamá, dos en Emiratos Árabes Unidos y tres en Venezuela.

El magnicidio

El magnicidio ocurrió alrededor de la una de la madrugada de miércoles 7 de julio, cuando un grupo de individuos armados atacaron la residencia privada del mandatario, ubicada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe.

Moïse fue asesinado al recibir 12 impactos de bala, pero, además, antes de quitarle la vida fue torturado «y las pruebas son que le partieron un brazo y un pie», informó el ministro encargado de Asuntos Electorales de Haití, Mathias Pierre.

Varios integrantes del grupo de colombianos y estadounidenses haitianos arrestados tras el asesinato aseguran que el plan original era arrestar y no asesinar al mandatario.

Además de los colombianos y estadounidenses-haitianos detenidos, también fue arrestado Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, como sospechoso «central» del asesinato de Moïse.

Se trata de un médico nacido en Haití, que reside en Florida, EE.UU., y quien aspiraba a ocupar el cargo de presidente del país, según ha precisado en rueda de prensa el jefe de Policía Nacional , Léon Charles.

«Vino en junio en un avión privado con objetivos políticos y contactó con una empresa de seguridad privada para reclutar a las personas que realizaron el acto», detalló Charles.

Ver también

Científicos advierten que beber agua embotellada tiene un impacto 1.400 veces superior en el ecosistema que su consumo directo del grifo

De acuerdo con los académicos, si los cerca de 1,6 millones de habitantes de Barcelona …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *