Snowden explica por qué son peligrosas las monedas digitales nacionales

  • En opinión del excontratista de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU., las monedas digitales de los bancos centrales son «criptofascistas».

Edward Snowden ha calificado las monedas digitales de los bancos centrales, conocidas por sus siglas en inglés CBDC, como «el peligro más nuevo que se avista en el horizonte público», ya que están diseñadas «explícitamente para negar a sus usuarios la propiedad básica de su dinero e instalar al Estado en el centro mediador de cada transacción«.

En un artículo publicado el pasado sábado, el excontratista de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) sostuvo que las monedas digitales son «criptofascistas» y «algo más cercano a ser una perversión de la criptodivisa» por carecer del carácter descentralizado del bitcóin, el ethereum y otras criptomonedas similares, que sí garantizan la protección igualitaria de todos los usuarios sin dotar a los Estados de privilegios especiales.

Las CBDC «no son, como le podría decir la Wikipedia, dólares digitales», precisó Snowden, recordando que «la mayoría de los dólares ya son digitales y no existen como algo doblado en su cartera, sino como una entrada en la base de datos de un banco, solicitada y reproducida fielmente en la pantalla de su teléfono». Asimismo, rechazó que las CBDC fueran una versión gubernamental de las criptomonedas «tal y como las entiende actualmente casi todo el mundo que las utiliza».

La mera noción de la criptotecnología implica la necesidad de «corregir la centralización que ahora la amenaza», sin importar quién posee las criptomonedas y con qué fines las utiliza. Pero como «para los bancos tradicionales, por no hablar de los Estados con monedas soberanas, esto es inaceptable«, tratan de promover los servicios financieros tradicionales para controlar y lucrarse de cada transacción, argumentando que a falta de esa intermediación el mercado se llenará de delincuencia, escribió Snowden.

«Sin embargo, es difícil aceptar esta afirmación cuando según nada menos que la Oficina de Financiamiento del Terrorismo y Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de EE.UU., ‘aunque las monedas virtuales se utilizan para transacciones ilícitas, el volumen es pequeño en comparación con el volumen de la actividad ilícita mediante los servicios financieros tradicionales'», agregó.

En opinión de Snowden, hoy en día la utilidad de la industria bancaria «se ha marchitado, sobre todo en comparación con las criptomonedas». «En resumidas cuentas, en una sociedad cada vez más digital, no hay casi nada que un banco pueda hacer para proporcionar el acceso y proteger sus activos que un algoritmo no pueda replicar y mejorar», concluyó.

Ver también

«La seductora capital»: eligen a Moscú entre las 5 mejores ciudades del mundo

La capital rusa fue reconocida por la consultora Resonance Consultancy como líder en una de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *