Este medicamento para la diabetes conduce a una pérdida de peso considerable en personas con obesidad, según un estudio

  • Los participantes a los que se les administró tirzepatida perdieron entre el 16 % y el 22,5 % de su peso inicial.

Un equipo internacional de científicos publicó este sábado en la revista New England Journal of Medicine un estudio en el que informan que la tirzepatida, un medicamento para la diabetes, parece conducir a una pérdida de peso significativa en personas con obesidad, enfermedad que causa millones de muertes prematuras cada año.

Los investigadores dividieron al azar a 2.539 participantes con obesidad o sobrepeso en cuatro grupos iguales. En promedio, las personas que participaron en el estudio tenían un peso corporal de 104,8 kg, la mayoría eran blancos y mujeres, y ninguno tenía diabetes.

En el transcurso de 72 semanas, a un grupo se le ofreció una inyección de placebo autoadministrada una vez a la semana, mientras que a los otros tres grupos se les ofreció 5, 10 y 15 mg de tirzepatida, respectivamente.

Paralelamente, todos los participantes se sometieron a una dieta baja en calorías y realizaron al menos 150 minutos de actividad física a la semana.

Al final del período de pruebas, los participantes que recibieron 5 mg de tirzepatida cada semana perdieron un promedio de 16,1 kg, los que recibieron 10 mg perdieron un promedio de 22,2 kg y los que recibieron 15 mg perdieron un promedio de 23,6 kg.

Por su parte, los que recibieron el placebo solo perdieron un promedio de 2,4 kg.

Estos resultados sugieren que la tirzepatida puede ser una opción terapéutica potencial para las personas que sufren obesidad, ya que los participantes que la consumieron perdieron entre el 16 % y el 22,5 % de su peso inicial, en comparación con el 3 % perdido por aquellos que no usaron el fármaco.

«La obesidad debe tratarse como cualquier otra enfermedad crónica, con enfoques efectivos y seguros que se dirijan a los mecanismos subyacentes de la enfermedad, y estos resultados subrayan que la tirzepatida puede estar haciendo precisamente eso«, dijo Ania Jastreboff, profesora asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale (EE.UU.) y autora principal del estudio.

Estos resultados se publican después de que el Instituto Nacional para la Calidad de la Sanidad y de la Asistencia del Reino Unido (NICE) aprobara en febrero el uso de otro fármaco, la semaglutida, para ciertos grupos de personas con sobrepeso. Tanto este compuesto como la tirzepatida imitan a las hormonas que le dan al cuerpo la sensación de saciedad después de comer y que, a menudo, se encuentran en niveles bajos en las personas obesas.

Ver también

Minsalud presento Estrategia de Cooperacion Internacional y Politica de Relacionamiento con el Sector Privado

El jefe de la cartera de Salud hizo un balance sobre los retos a afrontar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *