Taco Bell resulta tan importante para la cultura que no teme ninguna crisis

  • Las ganancias de la popular cadena en el segundo trimestre de este año subieron significativamente. «Taco Bell sigue a todo gas», concluyó el director ejecutivo.

Taco Bell ha mostrado un desempeño sobresaliente en el segundo trimestre de este año, logrando un aumento del 8 % en las ventas en la misma tienda en Estados Unidos. Los resultados financieros para Q2 de la multinacional Yum! Brands, que, además de Taco Bell, engloba otras populares cadenas de comida rápida como KFC y Pizza Hut, se anunciaron este miércoles.

Tanto KFC como Pizza Hut experimentaron caídas en las ventas en sus locales en el mismo período, y si bien los altibajos suelen ocurrir en el complejo negocio de restaurantes, el alto rendimiento de Taco Bell se atribuyó a la «ejecución excepcional de una agenda de ‘marketing’ bien equilibrada».

A nivel internacional, las ventas de la cadena en locales propios, controlados de forma conjunta y en las franquicias crecieron un 31 %, y un 9 % en territorio estadounidense. «Taco Bell sigue a todo gas, como demuestra la solidez general de sus resultados del segundo trimestre», declaró el director ejecutivo de Yum! Brands, David Gibbs, señalando que la mencionada cadena de comida mexicana representa el 36 % de todos los beneficios antes de intereses e impuestos de la multinacional.

Gibbs también vinculó el éxito de Taco Bell con su importancia cultural en la sociedad, que le sirve de escudo frente a cualquier inflación y sacudidas económicas globales.

«Taco Bell sigue siendo un líder cultural en la industria que ejecuta con éxito su estrategia de inspirar y hacer posible que el mundo viva en masa a través de las campañas de ‘marketing’ innovadoras, noticias de marca que despiertan interés, productos distintivos y una sólida oferta de valor», afirmó.

Pizza mexicana como el motor del éxito

El liderazgo cultural se refleja claramente también en la petición lanzada para salvar la famosa pizza mexicana que Taco Bell quiso retirar del menú en septiembre de 2020. Finalmente, la compañía hizo caso a los más de 170.000 firmantes que se unieron a la campaña para mediados de abril de este año, y fijó el regreso de su hito culinario para el 19 de mayo en el territorio nacional.

El regreso de la pizza mexicana al menú de Taco Bell provocó un drástico incremento de las visitas a sus restaurantes —en un 63 %—, y de la misma forma, la disminución del público hasta el 12 % dos semanas después, cuando la firma, que aparentemente subestimó el nivel de la demanda que le esperaba, anunció que las pizzas mexicanas se estaban agotando, según las estadísticas recopiladas por Placer.ai.

Gibbs confesó que la demanda se multiplicó por siete en comparación con los niveles anteriores, y se vendieron más de 20 millones de pizzas mexicanas en EE.UU. tras su reaparición. En algunos locales, la especialidad se agotaba en una semana, «lo que creó un halo positivo sostenido para la marca».

«Dada la abrumadora reacción positiva de nuestros clientes, estamos encantados de volver a ofrecer la pizza mexicana en otoño, cuando se convertirá en un elemento permanente de los locales», prometió el director ejecutivo.

Ver también

Advierten que podría haber escasez de salames en Argentina

La Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines afirma que hay dificultades para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *