Bloquean la demolición de la única casa de Marylin Monroe

  • El ayuntamiento de la ciudad de Los Ángeles aprobó una moción para declarar la vivienda de la actriz como monumento histórico-cultural.

La única casa que fue propiedad de Marylin Monroe, ubicada en el barrio de Brentwood, en Los Ángeles (California, EE.UU.), permanecerá en pie, al menos por ahora, después que el concejo de la ciudad aprobara el viernes una moción para declararla monumento histórico-cultural, informa la prensa local.

La semana pasada, el New York Post reportó que el actual propietario del inmueble, por el que pagó alrededor de 8,35 millones de dólares, presentó una solicitud de permiso de demolición. Según el medio, el Departamento de Construcción y Seguridad de la urbe autorizó el 5 de septiembre la «verificación del plan», lo cual suponía el inicio del proceso de demolición, pero el permiso formal aún no había sido otorgado.

El viernes, el concejo votó por unanimidad en favor de iniciar trámites para declarar la residencia de Monroe como monumento histórico-cultural y así brindarle protección especial, por lo cual el Departamento de Construcción y Seguridad revocó el permiso de demolición.

La concejal Traci Park afirmó que la inclusión de la vivienda en la lista de bienes protegidos no privaría al actual propietario de ningún derecho, al tiempo que recalcó la importancia de luchar contra su demolición.

«Para personas de todo el mundo, Marilyn Monroe fue más que un simple ícono del cine», dijo, y agregó que su casa es un «conmovedor recordatorio de los últimos días» de la actriz, que murió allí en 1962, a los 36 años, así como un «símbolo de su viaje y de nuestra identidad como angelinos». «La preocupación global que ha inundado mi oficina durante los últimos días, sobre la posible demolición de este sitio histórico, reafirma su importancia. El sentimiento abrumador es claro: esta casa debe preservarse como una pieza crucial de la historia, la cultura y el legado de Hollywood y de la ciudad de Los Ángeles», expresó Park.

Construida en 1929, Monroe compró la casa (de unos 270 metros cuadrados) en 1962, después de finalizar su tercer matrimonio, con el dramaturgo Arthur Miller. Pagó por ella 75.000 dólares. En 2017, el inmueble fue adquirido a un precio de 7,25 millones de dólares por Glory of the Snow LLC, firma administrada entonces por Dan Lukas y su esposa, Anne Jarmain. La pareja la vendió en julio. Se desconoce quiénes son los nuevos dueños de la propiedad.

Ver también

“Me tocó formarme sola: a leer, a escuchar, pero sobre todo a luchar”

​​​María Tila Uribe, una bogotana nacida en los años treinta, y quien escuchó conversaciones en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *