Inicio / Medio Ambiente / Estiman cómo afectará el cambio climático la vida de quienes nacen en la actualidad

Estiman cómo afectará el cambio climático la vida de quienes nacen en la actualidad

  • La creciente contaminación del aire con partículas finas y la propagación de enfermedades virales destacan entre los peligros que afrontarán los recién nacidos a lo largo de su vida.

Un informe sobre cambio climático y su impacto en la salud humana, publicado este miércoles por la revista The Lancet, recoge los principales desafíos que afrontarán los niños que nacen en la actualidad. El aire contaminado, las oleadas de calor o ciertas infecciones son algunas de las amenazas principales que afectarán la vida de esta nueva generación, al igual que a otras precedentes.

“Durante la adolescencia y más allá, la contaminación del aire, principalmente impulsada por combustibles fósiles y exacerbada por el cambio climático, dañará el corazón, los pulmones y los demás órganos vitales” a los ahora recién nacidos, pronostican los autores. Dichos efectos se acumulan con el tiempo, hasta la edad adulta, e implicarán muchas muertes prematuras atribuibles ante todo a las partículas finas en suspenso (material particulado de menos de 2,5 nanómetros).

El informe admite que ya ha iniciado un cambio en el modelo del sector del transporte. Disminuye el porcentaje de los vehículos que utilizan gasolina a favor del biocombustible y los coches eléctricos. Los programas de promoción de la salud animan las prácticas de desplazamiento activo, especialmente el ciclismo.

Estos cambios podrían dar como resultado una menor contaminación del aire por el desgaste de neumáticos, frenos y la superficie de la carretera, además de una reducción en las partículas presentes en los gases de combustión.

Metas de cumplimiento dudoso

El Acuerdo de París fijó una meta de “mantener el aumento de temperatura media mundial muy por debajo de 2 ºC sobre los niveles preindustriales y ahondar esfuerzos para limitar el aumento térmico a 1,5 ºC”, recuerda un resumen del informe.

“Si el mundo alcanzara esta ambición —señala el informe de The Lancet— , un niño nacido hoy viviría la eliminación gradual del consumo de carbón en el Reino Unido y Canadá antes de cumplir 6 u 11 años respectivamente; para su 21.º cumpleaños, la venta de vehículos de gasolina y diésel estaría prohibida en Francia; a los 31 años, en 2050, el mundo habría llegado al punto cero-neto“.

“Adoptar esta ruta alternativa podría dar lugar a un aire más limpio”, pero los propios autores consideran poco probable este escenario. El progreso en las medidas de mitigación y adaptación al calentamiento global “permanecen insuficientes”.

Récords de calor

El año pasado batió el récord en el número de personas expuestas a los efectos de calor extremo: 220 millones de afectados. La vulnerabilidad a dichos efectos ha crecido en todos los continentes, estiman los expertos.

De momento, el mundo está siguiendo, frente al cambio climático, “la hoja de ruta de como si no hubiera pasado nada”. Si continúa así, los que nacen hoy vivirán hacia su vejez una subida de las temperaturas ambientales de 4 ºC en promedio, algo que ocasionará cada vez más muertes prematuras, especialmente en las regiones tropicales.

Infecciones
Otro peligro es un alza previsible en la incidencia de algunas enfermedades infecciosas, a las que los niños son particularmente sensibles. Mientras que afecciones como enfermedades diarreicas o la malaria están en declive, la fiebre del dengue experimenta un auge en lo que va del siglo XXI y los autores del informe estiman que la tendencia se mantendrá.

Está en aumento la población de los mosquitos transmisores del dengue, que invaden nuevos terrenos. A partir del año 2000 “se han dado nueve de los diez años más favorables” para la transmisión de este virus desde que existen registros.

Otras amenazas del cámbio climático

El informe valora también los riesgos para la salud proveniente del humo de los incendios forestales y otros fuegos incontrolados. Los autores calcularon los días en que las personas estaban expuestas a los efectos dañinos de las catástrofes forestales y el índice también creció en el 2018.

“Aunque es difícil de cuantificar”, la migración, la exacerbación de la pobreza, los conflictos violentos y las enfermedades mentales también pueden ser atribuidos hasta cierto punto al cambio climático, estiman los investigadores. Afectan a personas de todas las edades y nacionalidades, pero los niños son especialmente vulnerables a todos los factores estudiados. Es por eso que el equipo se enfocó en los recién nacidos en esta edición del informe.

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  

Ver también

Un POMCA para conservar el río Guatapurí

Desde el 2015, Corpocesar viene trabajando junto a las comunidades indígenas en cinco fases para …

Deja un comentario