Inicio / General / Comunidad / Problemáticas eternas de Patillal

Problemáticas eternas de Patillal

Alberto Peralta es uno de los ciudadanos del corregimiento de Patillal que día a día ha tenido que sortear las problemáticas, que por muchos años, identifican a esta tierra de compositores.

Estando en los talleres ciudadanos, que realizó el Alcalde de Valledupar, trae a su memoria el esfuerzo que realizó su abuelo para ayudar con la creación del acueducto, hace más o menos 55 años, “pulso a pulso, pala a pala, cavadora a cavadora”, en la actualidad este gran esfuerzo que le daba agua potable a todos los patillaleros, se ve obsoleto, por lo que los ciudadanos piden a gritos el preciado líquido, “queremos un acueducto nuevo, como lo manda la ley, no queremos un acueducto sobre unas redes de apesto, cosas plásticas de PVC que tienen 40 años”.

Regresa al momento justo en donde una representante de la alcaldía, de la capital de Cesar, le entregan la hoja donde debe escribir, bajo su criterio, lo que sería bueno implementar en el Plan de Desarrollo para que Patillal pueda surgir.

Peralta toma asiento, agarra un lapicero de la mesa y antes de plasmar sus ideas, le comenta a su compañero que una de las cosas que va a escribir, aparte del tema del acueducto, es la falta de profesionalismo y responsabilidad de los médicos, que en muchas ocasiones no están disponibles para suplir las necesidad de las personas, “a veces no hay médicos, a veces el médico se va y acá no queda ninguno”.

Viéndolo muy conocedor de los problemas que agobian al corregimiento, le pido que me dé un ejemplo de cómo en su vida estas incertidumbres se ven reflejadas, a lo que me responde que diariamente el camina o conduce por uno de ellos, se refiere a la falta de pavimentación del casco urbano, “usted puede ver las vías, las vías muy malas y cuando llueve todavía se pone peor, porque se erosiona, esto tiene un desnivel muy grande y las vías se dañan”.

Peralta también me cuenta que su fuente de sustento es el sector agropecuario, específicamente la ganadería, que se ve afectada por la sequía que se da en algunas épocas del año, esto le ha generado pérdidas que para él representan falta de sustento, “he llegado a tener pérdidas más o menos del 40% de los animales que manejo, una pérdida que como pequeño ganadero son grandes, por falta de agua”.

El patillalero solo espera que las hojas que se llenaron en la actividad sean leída y tomadas en cuenta, ya que en ellas está plasmada la voz del pueblo, las necesidades y el verdadero foco de inversión. “No queremos que esto se quede en el papel, ya que eso de nada sirve, Patillal necesita que lo tengan en cuenta, que por fin un gobierno solucione estas problemáticas que tenemos desde hace muchos años”.

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  

Ver también

En La Guajira, Prosperidad Social entregará 32 toneladas de alimento incautadas por la DIAN

Bogotá. 26 de marzo 2020. La directora general de Prosperidad Social, Susana Correa Borrero, anunció que …

Deja un comentario