Inicio / General / Cultura / Valledupar: Epicentro de Cultura

Valledupar: Epicentro de Cultura

Por Alberto Muñoz Peñaloza

Valledupar 21 abril 2019.- La cercanía de la Semana Santa y el Festival de la Leyenda Vallenata, pocas veces ha sido tan estrecha en el calendario como este año. Esto, en razón a que la Semana mayor es un tanto itinerante y su tiempo se mueve entre marzo y abril, toda vez que el lapso de la Cuaresma, que la precede, oscila entre febrero y marzo por lo cual, el punto de partida para la demarcación cronológica reside en el miércoles de ceniza.

El Festival se realiza cada año durante el mes de abril, terminándose este, aunque en unas pocas ocasiones migró a mayo y junio por razones de orden fortuito.

La Semana Santa tiene arraigo en la territorialidad Vallenata y pende de una tradición cultural, religiosa y patrimonial, milenaria. Cabe decir que se conservan aun algunas pautas conductuales y se reitera, cada año, la fe cristiana, la devoción y la participación en pasos procesionales, en diversas parroquias, pero como punto focal celebracional en la de la Inmaculada Concepción, en Valledupar y en el Corregimiento Valencia de Jesús, lo mismo que en el Municipio de San Diego, sin desconocer que en todas las parroquias la Iglesia Católica, lleva a cabo celebraciones y procesiones, en menor escala. Otros credos religiosos hacen retiros y desarrollan programaciones para su feligresía.

El “ruido” urbano disminuye y algunas emisoras acuden a la música clásica o romántica, el jueves y viernes santo.

Como muestra tradicional de fe, devoción, recogimiento, reflexión, religiosidad y fervor católico, la Semana Santa en Valledupar es auténtica, plena en elementos y abundante en historias, para una feligresía, con muchos visitantes, que aunque disminuida permanece viva y esperanzadora. Inició con el santo Viacrucis, que recorre un sector del centro, el viernes de dolores, prosigue con las novenas finales del Eccehomo Homo; el lunes santo, Día del santo patrono de Valledupar; martes, celebraciones eucarísticas y procesión de Jesús caído; miércoles, paso de la Madre de Jesús, La Dolorosa; Jueves Santo, cumplimiento de penitencias o “mandas”, Solemne Eucaristía Vespertina de la Cena del Señor, Sermón de la Pasión y procesión de Jesús Nazareno, hasta el amanecer; Viernes Santo, Visita a Jesús Sacramentado en el Monumento, Celebración de la Pasión del Señor y adoración de la Santa Cruz, Sermón de Las siete palabras y Santo Entierro; Sábado de Gloria, Solemne Vigilia Pascual y el Domingo de Resurrección, Eucaristías y Procesión con el Resucitado.

Es hora de rememorar los tiempos anteriores cuando en jueves y viernes santo, era permisible bañarse antes del medio día porque al hacerlo después “se vuelve pescao’. El viernes santo no se preparaban alimentos, todo quedaba listo desde el jueves, el recogimiento era superior y la asistencia femenina a acompañar la procesión de “La Dolorosa” era masiva, con vestimenta de luto. El paso procesional del Viernes Santo, con negro riguroso.

Durante la Semana Santa, no sólo pervive la tradición, también se preservan, promocionan y se divulgan manifestaciones culturales prevalentes: música religiosa en las celebraciones,  ancestral, en Valencia de Jesús, y bandistica en algunos pasos procesionales; danza, en la participación de los sayones; representaciones teatrales y audiovisuales; gastronomía, cocinas tradicionales: variedad y feria del dulce en la Plaza Alfonso López; frijoles dulces, arroz de bagre, salpicón de bagre, bocachico en distintas preparaciones, bollos limpios y de queso, chilonga, mazamorra, chicha pascual, y mucho más. En gracia de la interculturalidad: mote de queso, mote de guandul, mute santandereano, pescados y mariscos, arroz de chipi chipi, arroz de cangrejo, y “sigue la trilla”.

Este año, la festividad mayor inició el domingo 14 de abril y culminará el domingo 21. horas después, iniciará el 52º Festival de la Leyenda Vallenata, con programación estelar hasta el 30 de abril. Diecisiete (17) días de congregación de público y derroche -en el mejor sentido de la expresión- cultural. La fe en Dios unida al más grande evento local que realiza Valledupar para mostrar, a propios y visitantes, la grandeza de su patrimonio cultural, material e inmaterial.

Es el Festival de la Leyenda Vallenata, verdadera vitrina cultural: música ancestral, música vallenata tradicional, otras músicas, teatro, danza, gastronomía, artes plásticas y audiovisuales, literatura, tradición oral, con el centro histórico de Valledupar como cuna fundacional, el trenzado de palabras en canciones, como en versos, historias, cuentos, anécdotas, poemas y el gusto de la parranda Vallenata en su resurgir auténtico.

Alistarse para visitar Valledupar y, en lo que concierne al Festival, preparar el galillo.

 

albertomunozpen@gmail.com   

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  

Ver también

Comfacesar inauguró salones especializados para la formación artística

Valledupar, 22 de mayo de 2019. La Caja de Compensación de Familiar del Cesar (COMFACESAR), …

Deja un comentario